Toulouse

Hace dos días se cumplían setenta años de la llegada de Pedro García a Toulouse, una ciudad que siempre asocié con una cierta libertad que Pedro debió disfrutar durante el año que vivió en esta ciudad.

Salíamos el ocho de septiembre del año 1939 del campo de Septfonds juntos a trabajar a Casa Dewoitine a Tolouse, a partir de esa fecha siempre fuimos y estuvimos juntos tanto en el trabajo como fuera de él ….fuimos una pareja inseparable, nunca hubo entre los dos el más pequeño disgusto, supongo en su poder una foto que nos hicimos en una calle de Toulouse en la que estamos tres, el más alto de los tres soy yo” (Carta de Joaquín Arbó Bargalló a María Sáez Castilla, Djelfa (Argelia ) Octubre 1943).

El contenido de esta carta fue un primer haz de luz que seguimos en nuestra investigación. En esa misma carta, Joaquín Arbó, el amigo de Pedro García, contaba el percurso que habían seguido por los campos de concentración del sur de Francia. Más tarde los hallazgos en los archivos nos han constatado estos datos, además de aportarnos detalles que nos acercan un poco más a Pedro.

Varias son las direcciones que Pedro dejó a su paso. 8 rue Charles Baudelaire fue su domicilio en Toulouse. La fábrica de aviones Dewoitine fue el lugar donde trabajó como mecánico desde el 8 de septiembre de 1939 al 5 de junio de 1940. Mn. Fernando Hurtado, Avenue des Minimes nº15 otra de las direcciones que dio a María para que le dirigiera sus cartas. O 102 Allés de Barcelonne el domilicio que declaró después de haber sido detenido el 10 de junio de 1940 e internado en el campo de Bram, donde le retiraron su carnet de identidad. Todos estos lugares pendientes aún por descubrir, albergan, en cierto modo la memoria de Pedro.

Releyendo las cartas que Pedro García escribió durante ese año a su esposa María Sáez, podemos vislumbrar un cierto optimismo. En esas líneas creo encontrar el aire de sosiego que transmite Toulouse, y que sin duda fue lo que nos trajo hasta aquí.

“…me dices en la tuya que te alegraste tanto al saber que había cambiado de trabajo, pues así me lo suponía yo y te puedes alegrar porqué estoy muy bien, sólo me falta para ser feliz una cosa la cual ya te la figuraras tú ¡sé que la adivinarás! “(Carta de Pedro García a María Sáez Toulouse 24 octubre 1939).

“… en este momento no sabes la pila de cosas que estoy recordando, pues esta tarde tengo fiesta que sólo hemos trabajado medio día y he cogido el papel y dándome un paseo he salido fuera de la población y te estoy escribiendo sentada en la hierba orilla de un canal, es un sitio precioso y con un sol que hace, como hacía días que no lo habíamos visto aquí, esto como te digo me recuerda a aquellos días de sol en la montaña que tantos nos hemos pasado y que tantos recuerdos tenemos.” (Carta de Pedro García a María Sáez, Toulouse 1 noviembre 1939. Firma Pepita).

Mirando esta “… pequeña foto hecha a últimos de Mayo del último tirada de sorpresa en la calle y que os mando en esta carta” nos queda por descubrir donde tuvo lugar ese último paseo de libertad y cuál fue el paradero del más alto de los tres, el íntimo amigo de mi abuelo, Joaquín Arbó.

Abuelo Pedro amigos

Anuncios

~ por cartasamaria en 10 septiembre 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: